Esta web utiliza ‘cookies’ propias y de terceros, para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro portal. Al continuar navegando acepta su uso.

OK Más información

Hábitos saludables: Los snacks entre horas

Hábitos saludables: Los snacks entre horas

116 0

Matar el gusanillo entre horas es muy importante sobretodo para no excedernos y comer cosas que desequilibren nuestra dieta.


Matar el gusanillo entre horas es muy importante sobretodo para no excedernos y comer cosas que desequilibren nuestra dieta. Tenemos que encontrar algo que no añada calorías extra y nos sacie. Si analizamos los alimentos más de moda del momento veremos que algunos de ellos no son el snack saludable que nuestro cuerpo necesita. Por eso nos planteamos la idea de crear nosotros nuestro propio snack sano, así nos aseguramos que de verdad es sano.

Los alimentos deshidratados, ya sean frutas o verduras, se pueden convertir en nuestro mejor aliado para las horas muertas. Lo podemos hacer en casa ya que es muy sencillo y podemos llevarlo al trabajo, al gimnasio o donde nosotros queramos.

Necesitamos un deshidratador de alimentos y una tarde dedicada a preparar este maravilloso snack. Podemos aprovechar para deshidratar una gran cantidad de fruta y verdura y almacenarlas en un lugar fresco y seco para que nos dure tiempo.

Deshidratador alimentos

Deshidratador, 179,90€ Visto en © Amazon

Si queremos fabricar snacks salados podemos elegir las verduras que más nos gusten para deshidratar. Así que los tomates, el calabacín, la berenjena, la zanahoria e incluso, la calabaza son perfectas para preparar nuestro snack saludable.

Si, en cambio, queremos utilizar frutas también existe una variedad muy grande donde elegir: manzanas, peras, fresas, plátanos o melocotones. Si acabamos siendo expertos en deshidratación de alimentos podemos lanzarnos con frutas tipo naranja, piña, mango o convertir las uvas en uvas pasas.

Deshidratar consiste en una técnica de conservación en la que extraemos gran parte del agua de dichos alimentos. Así conseguimos evitar el desarrollo de los microorganismos causantes de su deterioro y putrefacción.

Si no tenemos un deshidratador de alimentos podemos utilizar nuestro horno para conseguir este snack tan saludable. Si encendemos el horno a una temperatura baja, nunca superando los 60º. En el horno es un trabajo más costoso, lento y uniforme pero nos saca de un apuro.

Si deshidratamos en verano, el sol será nuestro horno natural. Si lo hacemos en invierno, utilizamos el horno. Nunca debemos cerrar del todo la puerta del horno, es recomendable que el aire circule y así evitamos que nuestros horno se caliente más de la cuenta.

Verdura deshidratada

El grosor y tamaño de cada pieza dependerá de cómo lo cortemos. Para ahorrar electricidad, sería interesante que lo intentaremos cortar en rodajas finas o a taquitos muy pequeños.

Una recomendación si hemos pensado en deshidratar frutas. Las que se oxidan rápidamente como la manzana y las peras es conveniente sumergirlas en agua y zumo de limón durante un minuto aproximadamente.

Con estos trucos podemos empezar ya a preparar este snack tan rico y saludable que nos ayudará a mantener la línea durante todo el año. Ahora estarás deseando picar entre horas.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra newsletter

Síguenos en