Esta web utiliza ‘cookies’ propias y de terceros, para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro portal. Al continuar navegando acepta su uso.

OK Más información

Yoga: beneficios y ejercicios

Yoga: beneficios y ejercicios

187 0

El yoga se ha impuesto en nuestra sociedad como una de las prácticas que más ayudan a nuestra forma física.


El yoga se ha impuesto en nuestra sociedad como una de las prácticas que más ayudan a nuestra forma física. Problemas de salud, pérdida de peso, estabilidad emocional y mental y otras muchas cosas que con el yoga favorecemos a todo nuestro cuerpo. No importa la razón por la que hayas empezado o estés pensando empezar a practicar yoga, pero con esta disciplina obtendrás unos cambios muy significativos en tu salud y en tu cuerpo.

El yoga es una práctica que está repleta de beneficios. Activa la expulsión de endorfinas, podrás luchar contra el estrés, ayuda tanto a tus huesos como a tus músculos, evita el envejecimiento, aporta flexibilidad, mantiene el sistema cardiovascular, respiratorio y digestivo.

3 beneficios básicos

Adiós estrés

Nuestro estilo de vida nos lleva a padecer de manera intermitente estrés que nos causan problemas de salud como puede ser la ansiedad, la depresión,… Si empezamos a practicar yoga notaremos una reducción en nuestros niveles de cortisol, la hormona relacionada con el estrés.

A su vez, esto beneficiará a nuestro sueño. Menos estrés, más sueño de calidad. Los expertos apuntan que produce mejoras similares a practicar ejercicio físico, el yoga aumenta los niveles de serotonina por lo que ayuda a dormir mejor.

Un físico envidiable

Cuando hablamos de yoga pensamos en sus posturas o como las llaman los practicantes de esta disciplina, asanas. Gracias a cada una de estas asanas conseguimos mejorar la flexibilidad. Aumentamos nuestra capacidad para mover los músculos y las articulaciones. Ayuda a aumentar el tono y la fuerza muscular, ganamos fuerza en nuestros músculos. Por último, beneficia nuestra resistencia tanto aeróbica como anaeróbica. No es un ejercicio aeróbico pero la respiración yóguica aumenta los pulmones y permite que se expandan.
Físico envidiable

Larga vida

Según un estudio de la Universidad de Harvard, el yoga y la meditación ayudan a frenar el envejecimiento prematuro y el desarrollo de ciertas patologías. Hay una relación positiva entre la práctica del yoga y nuestro cuerpo que hace que se incremente la longevidad y se prevenga de enfermedades degenerativas.

15 minutos de yoga al día es el remedio perfecto para que nuestro cerebro y nuestro cuerpo note el cambio.

3 ejercicios básico para hacer en casa

Como nunca estamos solas en casa y nuestros hijos quieren participar de nuestras actividades, os proponemos tres ejercicios básicos para realizar yoga en casa y que vuestros hijos se unan a esta práctica.

La cobra

Nos colocamos boca abajo, las piernas juntas y estiradas con los brazos doblados y las manos apoyadas a la altura de los hombros. Levantamos el cuerpo manteniendo las piernas pegadas al suelo aguantando con los brazos. La barbilla elevada. Mantenemos la postura durante 30 segundos, descansamos boca abajo y volvemos a repetir.
La cobra

El perro hacia abajo

De pie, nos inclinamos hacia delante colocando las palmas de las manos a la misma distancia de los hombros. Formamos un triangulo con las piernas y los brazos e introducimos la cabeza entre ambos. Mantenemos la postura 20 segundos, respirando profundamente. Cuando volvemos a la posición original, levantamos el cuerpo siendo la cabeza lo último en subir.
El perro

La postura del bebé

La ansana contraria a la cobra. Nos colocamos de rodillas y apoyamos los glúteos en los talones. Dejamos nuestro cuerpo hacia delante y apoyamos la frente en el suelo dejando los brazos a los lados. Mantenemos la postura durante 30 segundos.
La postura del bebé
Tags: Salud

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra newsletter

Síguenos en