Esta web utiliza ‘cookies’ propias y de terceros, para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro portal. Al continuar navegando acepta su uso.

OK Más información

Power walking: Cómo perder peso caminando

Power walking: Cómo perder peso caminando

164 0

Es una realidad, caminar adelgaza además de ser una actividad gratis, que no requiere mucho esfuerzo y que es una tarea muy fácil de realizar. Si no eres muy fan de ir al gym, no te gusta mucho el running o no tienes tiempo para nada, caminar es la manera más eficaz de mantener tu línea.


Es una realidad, caminar adelgaza además de ser una actividad gratis, que no requiere mucho esfuerzo y que es muy fácil de realizar. Si no eres muy fan de ir al gym, no te gusta mucho el running o no tienes tiempo para nada, caminar es la manera más eficaz de mantener tu línea. Diversos estudios lo han confirmado después de analizar la repercusión que tenía ir caminando al trabajo para más de 4.000 adultos durante un largo tiempo.

La conclusión fue que las personas que iban caminado al trabajo los 5 días de la semana durante al menos 30 minutos podían reducir hasta 7 kilos su peso. Este técnica ayuda a quemar calorías y, además, tonifica. ¡Es nuestro mejor aliadao!

A este nuevo ejercicio se le ha acuñado el nombre de power walking aunque algunos también lo llaman caminar deprisa o el nuevo running.

Para que el power walking sea efectivo hay que tener en cuenta estas 4 pautas:

  • El tiempo

Puedes aprovechar e ir caminando al trabajo los cinco días de la semana. Apuntan que caminar al menos 30 minutos al día a paso rápido supone grandes mejoras en nuestro cuerpo.

Si para ti es muy complicado ir al trabajo caminando, al menos sal a caminar tres días a la semana entre 30 y 60 minutos.

  • La postura

La postura es de lo más importante en cada uno de los deportes que practiquemos. Así que la postura ideal para salir a caminar son los tres clásicos: pecho arriba, hombros atrás y abajo y cabeza recta. Si a esto le incluís la contracción del abdomen, será mucho más efectivo.

Se requiere que el balanceo de los brazos sea de 90 grados y con los codos flexionados, así alcanzaremos el ritmo adecuado en la caminata.

Power walking

  • Adiós gimnasio

¡Tampoco hay que ser tan drástica!

Si sigues una rutina en tu gym o eres runner, combina esto con el power walking. Siempre hay que pensar en más y no reducir nuestras posibilidades de mejorar.

  • La alimentación

Esta pauta es muy importante ya que cuando empezamos con el ejercicio muchas veces creemos que no pasa nada si no cuidamos nuestra alimentación. Pensamos que el ejercicio tapará todo aquello menos healthy que nos hayamos comido el día anterior y eso no es así.

Seguir con una rutina alimentaria saludable será el plus para ayudar a nuestros cuerpo a quemar grasa.

Power walking

¡Está comprobado! Ser un power walking está lleno de ventajas y la primera es que es una actividad que podrá realizar cualquier persona sin excluirla por su edad. Caminar es tan sano para un niño como para una persona de la tercera edad. Así que ya sabes, convence a tu familia y salid juntos a caminar.

Gracias al power walking, mantendremos nuestra figura y quemaremos grasa acercándonos mucho a los resultados que consiguen los runners. Los cambios de ritmo en la caminata mejorarán nuestra musculatura de gemelos, glúteos y abdomen.

Ahora ya no tienes excusa. Levanta del sofá, aprovecha el buen tiempo y únete al power walking.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra newsletter

Síguenos en