Esta web utiliza ‘cookies’ propias y de terceros, para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro portal. Al continuar navegando acepta su uso.

OK Más información

6 alimentos que no debes comer

6 alimentos que no debes comer

213 0

¿Sabes qué alimentos afectan directamente a tu rostro? Con el tiempo, nuestra piel se desgasta y pierde el brillo que tenía y muchas veces los alimentos que ingerimos afectan más de lo que nos creemos a nuestro envejecimiento facial.


¿Sabes qué alimentos afectan directamente a tu rostro? Con el tiempo, nuestra piel se desgasta y pierde el brillo que tenía y muchas veces los alimentos que ingerimos afectan más de lo que nos creemos a nuestro envejecimiento facial.

Tanto nuestra piel como nuestros dientes se ve afectados por esos alimentos que tanto nos gusta comer. Podemos frenarlo con ciertos cuidados bucales y faciales pero también podemos impedir que esto vaya a más evitando un consumo habitual de ciertos alimentos.

Si quieres tener un aspecto un poco más juvenil y cuidar tanto el brillo de tu rostro como evitar las caries en tus dientes, apunta estos 6 alimentos que ayudarán a verte mejor.

Los dulces

Un consumo excesivo de azúcar es dañino y acelera nuestro proceso de envejecimiento. Cuando comemos más azúcar del que podemos procesar se combina con las proteínas creando un efecto pernicioso que daña el colágeno de nuestra piel. También en nuestros dientes, como dicen los dentistas, cuanto más azúcar más caries aparecerán en nuestra boca. Un consejo: después de comer dulce no debemos lavarnos los dientes. Lo aconsejable es esperar al menos una hora para que la saliva actúe disminuyendo la acidez.

Dulces

El alcohol

Un hígado saludable es sinónimo de un piel limpia y tersa. Cuando abusamos del alcohol, las toxinas se van acumulando en el hígado y esto se ve afectado en nuestra piel. El acné, la palidez de nuestro rostro o las arrugas son los signos más destacados de un hígado dañado. Un consumo moderado es la decisión más correcta para cuidar nuestra piel.

Alcohol

La carne carbonizada

Muchos médicos han alertado de la peligrosidad de las sustancias que se forman cuando cocinamos la carne a altas temperaturas. Las carnes carbonizadas como por ejemplo la panceta son, además de cancerígenas, una bomba para nuestra piel. Por ello, evitemos carbonizar la carne que cocinamos y así evitaremos dañar nuestros colágeno.

Carne carbonizada

La comida salada

La sal, como ya hemos apuntado anteriormente, retiene mucha agua en nuestro cuerpo lo que lleva a provocar hinchazón en la piel y en las ojeras. Una dieta con mucha sal tiene resultado a lo largo de los años en una piel flácida. Cambia la sal por las especias, le dará a tus platos mucho sabor y reducirás la sal en cada comida.

Sal

Las carnes procesadas

Las salchichas, el bacon y los embutidos son alimentos grasientos y calóricos y además afectan negativamente a nuestra piel. Además este tipo de productos suelen tener un alto contenido en sal, algo que ya hemos dicho que debemos evitar.

Bacon

El café

Sabemos que por las mañanas un buen café es vuestro mejor aliado pero tomar más de 3 o 4 tazas de café al día podría no ayudar a nuestra piel y tampoco a nuestro dientes. La cafeína provoca un aumento en los niveles de cortisol acelerando así el proceso de envejecimiento. También afecta a nuestra boca ya que el exceso de cafeína conlleva unos dientes más amarillos.

Cafe

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra newsletter

Síguenos en